El movimiento internacional de la Cruz Roja o Media Luna Roja Internacional, hoy 24 de junio celebra el día mundial del socorrista, en conmemoración a la batalla de Solferino (1859), precedente para que Henry Dunant, fundador del movimiento internacional de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja, promoviera la conformación de las sociedades de socorro en diferentes países del mundo, con el fin de garantizar atención imparcial y oportuna a las víctimas de las guerras y desastres naturales, tomando como principio fundamental el respeto a la vida humana.

Los socorristas de la Cruz roja, tienen como misión, brindar apoyo, acompañamiento, capacitación y apoyo en la prevención del riesgo de desastres en las poblaciones vulnerables, evalúan daños y analizan las necesidades de agua y saneamiento o albergues temporales en las comunidades; también permanecen atentos a cualquier signo de alerta para entrar en acción y activar el cuerpo de voluntarios capacitados en salud, logística de emergencias, telecomunicaciones, búsqueda y rescate de víctimas.

Desde el Vicariato Apostólico, Monseñor Joselito Carreño Quiñones, destaca la importante labor que desempeñan los socorristas a través de ese servicio humanitario y social que brindan a la humanidad en situaciones críticas; por lo cual, envía una felicitación especial a todos los socorristas en Guainia en este día especial, ya que son fuerza vital de la institución de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja.

María Esperanza Castro Torres Oficina de Pastoral de las

Comunicaciones.
.