Desde el Vicariato Apostólico de Inírida, y en especial desde la comunidad indígena de Publo Nuevo a orillas del río Orinoco, niños, niñas, jóvenes, adultos mayores y líderes de la comunidad, agradecen al Vicariato Apostólico y por su intermedio a la fundación católica Adveniat en Alemania; quien con su donación generosa, contribuyó  a la instalación  de paneles solares para aprovechar la fuente solar y contar con energía por primera vez.

Encender la luz en cualquier habitación de la casa es un acto cotidiano. Sin embargo, en regiones con pueblo nuevo En el Vichada, esa posibilidad no existía hasta hace unos meses.

Hoy, decenas de familias de esta comunidad marginada, se beneficiaron con la entrega de paneles solares que, ante la imposibilidad de contar con energía corriente, les permitieron acceder a energía por primera vez.

La iniciativa , llevada adelante por Monseñor Joselito Carreño Quiñones, desde el vicariato Apostólico de Inírida, forma parte de una iniciativa por favorecer el desarrollo económico y social de zonas y/o comunidades indígenas empobrecidas de una parte de la Colombia profunda.

Líderes, liderezas de la comunidad expresaron: “,nos honra que nos bendigan con su generosidad, con ésta se marca la diferencia que la iglesia hace por las comunidades más desfavorecidas de la amazorinoquia colombiana.

María Esperanza Castro Torres pastoral de las comunicaciones Vicariato.