Padres Patricio Aurelio y Mónica de Hipona o Santa Mónica. Nació el 13 de noviembre de 354 en Tagaste; fue escritor, teólogo y filósofo cristiano, murió el 28 de agosto de 430 a los 75 años de edad. Se le conoce como doctor de la iglesia y patrón de los que buscan a Dios.
San Agustín fue el primer filósofo importante de la era cristiana; fue el Obispo de Hippo Regius en Numidia durante los últimos años del imperio romano, su obra más famosa, La Ciudad de Dios, describió lo que creía era la causa de este declive.
Para San Agustín tres son las facultades en el alma; la memoria, la inteligencia y la voluntad.
Hizo un gran aporte a la educación dónde expresó que el método del conocimiento debe partir de sí mismo y el método de la enseñanza manejarse mediante preguntas y respuestas para llegar a la verdad, llamado método de las preguntas.
La filosofía de San Agustín se basa en el amor y el esfuerzo del alma entera hacia la sabiduría y hacia la verdad.
La verdad, era para San Agustín, el ideal supremo al que se entregó con pasión.
Su diálogo con el pensamiento antiguo le llevó a la integración con el cristianismo en la dinámica de su propio filosofar, murió dejando un legado grande de amor, fe y estudio sobre la doctrina y la lógica racionalista.

María Esperanza Castro Torres pastoral de las comunicaciones vicariato.